Category

Odontología

Estética Dental Previsualizable

By | Odontología | No Comments

Cuando una persona se plantea hacerse un cambio estético ya sea un corte de pelo o dejarse barba siempre tiene cierta incertidumbre de cómo va a quedar y si le va a gustar. Existen ciertas aplicaciones y softwares en peluquerías con las que uno puede verse con diferentes peinados y decidir haciéndose una idea del resultado final. El DSD (Digital Smile Design) es una herramienta digital de precisión que permite ver el resultado de un tratamiento de estética dental antes de decidir si lo queremos realizar.

Este sistema digital para el diseño de la sonrisa es una gran herramienta para que el paciente pueda ver los resultados finales y se involucre más en la toma de decisiones. Pero es mucho más que eso, porque además permite hacer un mejor diagnóstico estético y se pueden detectar factores que con una exploración tradicional podrían pasar inadvertidos.

La manera de realizar este estudio es muy sencillo para el paciente. Consiste simplemente en realizar unas fotografías, un video y una toma de modelos con las que el odontólogo posteriormente, utilizando el DSD, hará el diagnóstico y el diseño del tratamiento.

En este proceso en el que el profesional elabora el diseño, las fotos pueden ampliarse todo lo necesario para hacer mediciones, ver asimetrías, valorar los patrones estéticos, plantear diferentes posibilidades en función de las limitaciones anatómicas que tenga el paciente y finalmente concluir en el tratamiento más adecuado. En este estudio se obtienen también todas las mediciones e indicaciones precisas que se han de comunicar al laboratorio dental en el caso de que el tratamiento incluya algún elemento protésico.

diseño de sonrisa

Una vez hecho este estudio se le muestra al paciente una foto de su cara con el nuevo diseño de su sonrisa. En este momento es cuando el paciente empieza a involucrarse en el proceso con su opinión; puede expresar si los incisivos le parecen muy largos o un canino muy corto o si no le gusta la forma de determinado diente y de esta manera matizar todos los detalles que se puedan y dejar al descubierto las limitaciones que marque su anatomía.

Después de esta cita sigue otra en la que el laboratorio nos ha preparado el resultado final del diseño en un modelo de escayola, de manera que podríamos probar en boca, de un manera provisional mediante un mock up de resina, el resultado final para una mejor visualización. Sería después de esta visita cuando el paciente decide si quiere realizarse el tratamiento y se realizaría la elaboración de un presupuesto.

En definitiva, el DSD permite al paciente involucrarse en la elaboración del diseño de su sonrisa y visualizar el resultado final antes de decidir si quiere el tratamiento, y además al odontólogo le sirve como herramienta de precisión para el diagnóstico y comunicación con el laboratorio. Si quieres mejorar tu sonrisa y te sientes inseguro por el resultado final o el proceso, esta es una manera sencilla de obtener más elementos que te ayuden a tomar una decisión. No dudes en visitarnos. Estaremos encantados de ayudarte y asesorarte.

Incrustación dental

By | Odontología | No Comments

Una incrustación dental es una restauración indirecta que se realiza cuando hay un daño extenso en la estructura dental. Decimos que es una restauración indirecta porque no se realiza directamente en boca, sino que se toma un molde de las piezas dentales y se fabrica sobre ese molde. 

Las incrustaciones dentales existen desde hace muchas décadas pero son los avances en materiales y sistemas adhesivos dentales de los últimos años lo que ha permitido que tengan importantes ventajas con respecto a las tradicionales coronas (fundas) y obturaciones (empastes).

Desde el punto de vista de la odontología mínimamente invasiva las incrustaciones son mucho más conservadoras con el tejido dental y gingival que las coronas y son también más resistentes que las obturaciones. Se podría decir incluso que las incrustaciones dentales permiten en algunas situaciones clínicas salvar piezas que sin ellas solo tendrían la alternativa de la extracción dentaria.

¿Pero en qué consiste exactamente una incrustación dental?

Una incrustación dental  es un fragmento protésico que se realiza en el laboratorio con la forma exacta de la cavidad que hay en la pieza dental, encajando como un puzzle y restableciendo con precisión la anatomía dental. Según su forma se pueden clasificar en inlays, onlay u overlays.

incrustacion

¿De que material estan hechas?

Pueden ser de:

Composite: tienen un módulo de elasticidad mayor que las cerámicas, por lo que sufren menos fracturas pueden sufrir un mayor desgaste superficial y perder el brillo y pulido con el tiempo.

Cerámica: más estéticas, mantienen el brillo y pulido con el tiempo, la desventaja es que necesitan un grosor mínimo mayor que los composites para no fracturarse, y eso en ocasiones requiere tallar algo más el diente

Cerómeros: es un híbrido entre estos los dos materiales anteriores.

¿Que ventajas tiene?

-Tienen  mejor sellado en los márgenes que las obturaciones, lo que  supone menos filtración a medio plazo y por tanto menos riesgo de caries secundaria.

-Mejor control del contorno y del contacto proximal entre dientes. Al ser realizadas en laboratorio y trabajar su forma fuera de la boca, la anatomía puede ser más precisa.

-Son mucho  más conservadoras que las corona. Se mantiene más estructura dental intacta.

– Las incrustaciones cerámicas tiene un pulido y estética superior, utilizando una buena técnica se puede conseguir que sean prácticamente invisibles.

-Suele haber menos sensibilidad postoperatoria que con las obturaciones.

-La adhesión al diente también es mejor pues la técnica de cementado de una incrustación es más sencilla que la de realizar una reconstrucción directamente en boca.

¡PIDE TU CITA ONLINE!

Te confirmaremos la cita lo antes posible
RESERVAR CITA